Depresión postparto: lo que necesitas saber

Tanto el embarazo como el parto conllevan cambios hormonales, físicos y psicológicos que provocan en la madre efectos en su estado mental y emocional. Conoce aquí todo lo que necesitas saber sobre la depresión postparto.

Culturalmente, y en un país como el nuestro, la maternidad es considerada una experiencia que toda madre debería vivir ‘feliz’. Y en verdad, en muchos casos lo es así, pero también hay madres para quienes el embarazo y la maternidad pueden resultar una experiencia difícil de transitar. Y esto por motivos varios que pueden ir desde antes del embarazo, durante el mismo o con el nacimiento del bebé. Cada una vive esta etapa de manera única y diferente.

Tanto el embarazo como el parto conllevan cambios hormonales, físicos y psicológicos, vividos de manera novedosa y sorpresiva, que provocan en la madre efectos en su estado mental/emocional.

La preocupación, el cansancio y la tristeza, son emociones vividas durante las primeras dos semanas del postparto, y corresponden al llamado período ‘Baby Blue’. Si persisten, pueden indicar lo que se conoce como depresión postparto.

¿Qué es la depresión postparto?

La depresión posparto, a la que el médico a cargo como la red de apoyo y la madre misma, pueden ir identificando, se manifiesta a través de ciertos signos que funcionan como señales de alerta en el comportamiento de la madre y que deben ser atendidos, en la medida de que compromete además del estado anímico de la madre, el poder evitar las implicaciones que pueda tener en el vínculo inicial con su bebé, el apego, sus cuidados y de ella misma.

Signos de alerta de la depresión postparto

Los más frecuentes que pueden ayudarte a detectar si estás atravesando esta situación son:

  • Pérdida de energía, sensación de cansancio o fatiga
  • Cambios significativos el apetito
  • Problemas de sueño (dormir mucho o dormir pocas horas)
  • Ansiedad
  • Llanto persistente sin razón aparente
  • Disminución de la atención/concentración
  • Pérdida de interés en actividades placenteras (incluidas la presencia y el cuidado del bebé)
  • Sentimientos auto devaluatorios
  • Indecisión
  • Inquietud
  • Aislamiento de sus seres queridos, incluido el bebé, con dificultad para vincularse con él. Lo que es vivido con culpa y/o vergüenza.
  • Pensamientos de autolesión o de lastimar a su bebé. Ideación suicida

¿Qué hacer si te encuentras en esta situación?

Identifica, reconoce y valida lo que te está sucediendo. La depresión postparto de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta a una de cada seis mujeres que dan a luz y puede tratarse con ayuda profesional, para evitar que tu salud física y mental/emocional se vea afectada, así como la relación y el desarrollo de tu bebé.

Por ello, te damos las siguientes recomendaciones:

  • Acude a tu médico de confianza para que junto con él acuerden el tratamiento más adecuado para ti: médico y psicoterapéutico.
  • Conforma una red de apoyo que pueda apoyarte los primeros tiempos con cuestiones prácticas y de logística: compras, organización y actividades cotidianas de la casa, cuidado de otros hijos, etc.
  • Habla con ellos de tus emociones. No calles lo que sientes.
  • Busca apoyarte en ellos para el cuidado del bebé y poder tener tiempos para ti de descanso, ejercicio, caminatas, etc.
  • Realiza actividades con tu bebé que te produzcan alegría y cercanía con él.

Contacto
Correo: araceli.franco@medicos.tecsalud.mx
Teléfono: 81.8114.8844

Compartír artículo

Artículos relacionados

TecSalud iniciará la fase 3 del estudio clínico de vacuna alemana CureVac

Leer artículo Arrow Right

No te pierdas de las últimas novedades y noticias