Uso de cubrebocas, ¿sí o no?

Durante el periodo de emergencia por la pandemia por COVID-19, los cubrebocas se volvieron una de las herramientas más importantes para detener la propagación del virus. Fueron considerados como barreras de protección que nos permitieron cuidarnos y a los que nos rodean.

El uso del cubrebocas se convirtió en un hábito nuevo que todas las personas debieron implementar como medida de seguridad sanitaria, ya que en todo el país y en el mundo, era obligatorio usarlo al salir de casa.

Sin embargo, ante la disminución de contagios, hospitalizaciones y decesos que se han mantenido durante varias semanas, surge la duda si debemos continuar utilizando el cubrebocas en lugares públicos y cerrados.

Aquí te contamos cuándo usar cubrebocas, por qué usarlos y qué otras medidas de prevención podemos implementar para seguirnos cuidando, no solo del COVID-19, sino de otras enfermedades infecciosas.

 

¿Cuándo debo usar cubrebocas?

De acuerdo con el Centro para Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el uso del cubrebocas fue crítico para la salud pública durante la pandemia por COVID-19, y aunque en muchos lugares se está eliminando su uso obligatorio, la CDC nos da recomendaciones de cuándo utilizarlo.

Por ejemplo, si vives en una zona con altos casos de COVID-19, se recomienda utilizar cubrebocas en áreas públicas y espacios cerrados con poca ventilación, particularmente si eres un adulto mayor, ya que continúan siendo un grupo de riesgo para desarrollar síntomas graves por la enfermedad.

También, aunque no seas adulto mayor, debes utilizar el cubrebocas especialmente si tienes un riesgo elevado de enfermarte de gravedad, si vives con personas de alto riesgo o si estás tomando medicamentos que debilitan tu sistema inmunitario.

Por otro lado, el uso de cubrebocas es opcional en zonas de riesgo bajo, es decir, en donde ya no existen altos casos de la enfermedad, sin embargo, debes continuar implementando ciertas medidas de seguridad para seguir cuidándote.

En zonas donde aún existen altos casos de COVID-19 puede utilizar un cubrebocas N95 o KN95, sin embargo, si vives en zonas de riesgo bajo, puedes optar por utilizar uno de tres capas, particularmente si te encuentra en espacios ventilados y de poca concurrencia. 

Lo importante es estar atento a las recomendaciones de las autoridades y así conocer el estado del semáforo en la comunidad donde te encuentras:

Semáforo Verde – Riesgo bajo

Utiliza cubrebocas de acuerdo a tu preferencia y al riesgo informado por las autoridades.

Semáforo Naranja – Riesgo moderado

Utiliza cubrebocas si estás en riesgo de desarrollar síntomas graves, si utilizas medicamentos que bajan tu sistema inmune, o si estás en contacto con personas en alto riesgo de desarrollar síntomas graves.

Semáforo Rojo – Riesgo alto

Utiliza cubrebocas en lugares públicos y cerrados, independientemente de si estás vacunado o no.

Recuerda que si llegas a enfermarte por COVID-19 o si sospechas que tienes el virus, debes utilizar cubrebocas en todo momento para evitar contagiar a los demás.

 

Otras medidas de prevención

Protegerte y proteger a los demás es clave para evitar la transmisión de enfermedades infecciosas, por lo que, a pesar del estado del semáforo en el que se encuentre tu comunidad, debes continuar llevando a cabo otras medidas de prevención para evitar nuevos contagios por COVID-19 y otras enfermedades.

  1. Vacúnate. Debes estar al día con la cartilla de vacunación, particularmente contra COVID-19, ya que, aunque no asegura que no te contagies, te ayuda a no desarrollar síntomas graves.
  2. Mantén distancia física. Evita tener contacto con personas enfermas, ya sea en tu hogar o en lugares públicos. Si tú eres el encargado de cuidar a una persona enferma en tu hogar, protégete.
  3. Evita lugares poco ventilados. Trata de ventilar tu casa y oficina abriendo puertas y ventanas, y evita permanecer en lugares cerrados o concurridos por largo tiempo.
  4. Lávate las manos. Lavarse las manos con agua y jabón es la mejor manera de prevenir el contagio por enfermedades infecciosas.
  5. Cúbrete al toser y estornudar. Recuerda cubrir tu boca y nariz con la parte interna de tu codo al toser o estornudar.
  6. Limpia y desinfecta. Mantener tu casa limpia, en especial después de recibir visitas o después de padecer una enfermedad, puede ayudar a reducir el riesgo de contagiarte por virus o bacterias.
  7. Monitorea tu estado de salud. Revisa tu estado de salud con frecuencia y pon atención a cualquier síntoma que tengas.
  8. Hazte la prueba. Si tienes algún síntoma y crees tener el virus, hazte la prueba para salir de dudas.

Si tu comunidad se encuentra en semáforo verde, pero aún no estás seguro de salir a espacios públicos sin el cubrebocas, no te preocupes, es tu decisión continuar usándolo hasta que te sientas cómodo y seguro.

Contacto
Centro de Atención COVID-19 TecSalud
WhatsApp: 81.8888.0775
Correo: covid19@tecsalud.mx

Compartír artículo

Artículos relacionados

¿Es mejor usar doble cubrebocas para protegernos del COVID-19?

Leer artículo Arrow Right

No te pierdas de las últimas novedades y noticias