Bienestar integral del adulto mayor: ¿cómo lograr que se sientan bien por dentro y por fuera?

Los nuevos conocimientos sobre estilos de vida, aspectos psicológicos y otras influencias ambientales, prometen tener un profundo impacto en la capacidad de los adultos mayores para mantenerse cognitiva, emocional, social y físicamente saludables.

Conforme pasan los años, el cuerpo pasa por un proceso natural de envejecimiento, que, según los hábitos de cada individuo, puede afectar en mayor o menor medida la calidad de vida.

Por eso, te compartimos algunos aspectos de esta etapa de la vida, y cómo puede disminuir el impacto que pueden tener en tus actividades cotidianas.

Nueve aspectos en los que debes prestar mayor atención

1. Salud cardíaca: la frecuencia cardíaca puede hacerse más lenta, el corazón puede aumentar de tamaño, y venas y arterias pueden endurecerse.

Te recomendamos tener actividad física moderada de manera regular, así como cuidar tu dieta para que sea baja en sodio y grasas. Evita fumar, controla el estrés, y duerme lo suficiente.

2. Densidad ósea: los huesos pueden debilitarse, lo que conlleva mayor riesgo de caídas y fracturas.

Para disminuir el impacto de lo anterior, asegúrate de consumir calcio y vitamina D, además de mantenerte activo. Sustancias como el alcohol y el tabaco pueden contribuir a que este problema ponga en riesgo tu capacidad de movimiento.

3. Problemas de estreñimiento y control urinario: algunas enfermedades o medicamentos pueden provocar estreñimiento. También pueden ser provocados por una dieta pobre en fibra y un bajo consumo de líquidos.

Cuida tu dieta, consume alimentos ricos en fibra, bajos en grasa, y suficientes líquidos. Ve con regularidad al baño para evitar infecciones urinarias y evita consumir productos irritantes.

4. Problemas de memoria: la memoria puede volverse un tema complicado con la edad, ya que se va dificultando recordar nombres, o tener nuevos aprendizajes, pero esto no necesariamente sucede si cuidas tus hábitos.

Por ejemplo, utiliza diferentes rutas para llegar a casa, practica actividades físicas que te reten mentalmente (baile, yoga) e interactúa con otras personas. Esto te ayudará a evitar el deterioro mental que disminuye significativamente la calidad de vida.

5. Dificultades visuales y auditivas: es posible que con el paso del tiempo tengas mayor sensibilidad a la luz y eso afecte tu vista, que batalles para enfocar correctamente los objetos o que puedas notar que te cuesta más trabajo escuchar bien.

Asegúrate de acudir a revisiones periódicas para que, si presentas alguno de estos síntomas, puedas atenderlos oportunamente y evitar que progresen.

6. Cuidado bucal: puede existir más sequedad en la boca, u ocurrir que las encías se vuelvan más sensibles. El consejo que te damos es que cepilles tus dientes con cuidado, y que revises periódicamente el estado de tu dentadura y boca en general.

7. Cuidado dermatológico: la piel, con el paso del tiempo, se va haciendo más delgada y reseca debido a que disminuye la producción de aceites naturales y el tejido graso. Es importante que la mantengas humectada, y en el caso de personas con diabetes, que evites heridas que podrían tardar en cicatrizar.

8. Nutrición e hidratación en adultos mayores: una dieta saludable, rica en fibra, y con alto consumo de frutas, verduras y productos bajos en grasas, se recomienda en cualquier etapa de la vida, y la tercera edad no es la excepción.

Los adultos mayores no siempre notan o expresan su necesidad de líquido, y corren el riesgo de deshidratarse con facilidad, especialmente en temporada de calor. Consume suficiente agua, para evitar éste y otros problemas de salud, como el estreñimiento.

9. Cambios en el estado de ánimo: en ocasiones una persona de la tercera edad puede sentirse sola porque comienza a perder a sus amigos, o a su pareja. Dejar de trabajar, y percibirse con una disminución de capacidades físicas puede contribuir a la depresión.

Existen muchas actividades que pueden ayudarte a estar en contacto con otras personas que buscan aprender nuevas habilidades, divertirse y disfrutar la vida. Acércate a grupos o asociaciones para encontrar algo de tu interés.

La mejor medicina es la preventiva

Los avances de la medicina han hecho que la expectativa de vida sea cada vez mayor, por lo que debemos buscar tener un envejecimiento saludable, con una buena calidad de vida.

Si estás entrando en esta etapa y te cuidas, seguramente será un gran momento para disfrutar con tus seres queridos y cosechar satisfacciones de lo que has sembrado a lo largo de los años.

Recuerda que no hay que esperar a sentirse mal para acudir al médico. Lo mejor es tener un seguimiento de cómo funciona nuestro organismo, para poder atenderlo oportunamente si se hace necesario.

Es importante que de forma anual tengas una revisión médica integral, para detectar áreas de oportunidad en salud y así, evitar la aparición de enfermedades, o en caso de tenerlas, llevar un control óptimo.

Contacto
Instituto de Medicina Interna
Teléfono: 81.8888.0650

Compartír artículo

Artículos relacionados

Bienestar emocional: ¿por qué debemos hablar de salud mental?

Leer artículo Arrow Right

No te pierdas de las últimas novedades y noticias