Obesidad: Factor de riesgo en tiempos de COVID-19

Todos los días aprendemos algo nuevo sobre el COVID-19 y gracias a eso, hoy sabemos que las enfermedades ocasionadas por la mala alimentación, basada en bebidas azucaradas y comida chatarra, también son consideradas factores de riesgo ante el nuevo coronavirus.

Las personas con edad avanzada o las que padecen alguna enfermedad crónica preexistente suelen ser más vulnerables a sufrir con mayor riesgo los daños del COVID-19, pero lo que comemos también juega un rol muy importante en como nuestro cuerpo reacciona ante esta batalla.

México es uno de los países con mayor índice de obesidad en su población, y esto se debe a la ausencia de actividad física y la mala alimentación como una dieta basada de grasas trans, alimentos y carnes procesadas, pero principalmente por bebidas y alimentos azucarados.

Cuida lo que comes

Dentro de los productos que mayor daño genera están las bebidas azucaradas, como los refrescos y los jugos, que provocan procesos inflamatorios y contribuyen al sobrepeso, la obesidad y la diabetes.

La diabetes es una de las principales causas de muerte en la población mexicana, lo cual nos pone en desventaja ante la pandemia contra la que luchamos hoy. ¿Por qué? La obesidad, al ser un proceso inflamatorio, debilita el sistema inmunológico haciendo más difícil para el cuerpo combatir las infecciones, lo que puede ser mortal en caso de contagio de COVID-19.

Las personas que padecen obesidad u alguna otra patología derivada de la mala alimentación deben extremar las medidas de prevención ya que su condición los coloca en un grupo de alto riesgo, por lo que es recomendable procurar en todo momento el distanciamiento físico y no salir de casa a menos que sea indispensable.

Un estilo de vida saludable

El Dr. Guillermo Torre, rector de TecSalud menciona que “La estrategia más importante hoy para prevención, aparte del distanciamiento físico, es la condición de salud en la que las personas que se infectan de COVID-19 se encuentran.”

Para generar un cambio de hábitos e iniciar una alimentación saludable, los expertos de la salud recomiendan tratar de no consumir comida procesada, como alimentos con altas cantidades de:

  • Azúcar
  • Sal
  • Grasas hidrogenadas
  • Harinas refinadas
  • Moderar y/o eliminar el consumo de refrescos y bebidas azucaradas

Considerando que una buena alimentación se caracteriza por la suma de buenas elecciones diarias y que la salud no depende de un solo alimento o nutriente; claro que nos podemos dar un gusto y cumplir nuestros antojos de vez en cuando. Lo importante es mantener un estilo de vida balanceado. Recuerda que la asesoría por parte de un nutriólogo es altamente recomendable para comenzar de la mejor manera a tener un cambio hábitos saludable.

La crisis que estamos viviendo puede ser una buena oportunidad para pensar mejor en qué comemos y mantener un estilo de vida saludable. La prevención de enfermedades derivadas de la alimentación está en ti, ¡cuídate!

Contacto
Centro de Atención COVID-19 TecSalud
Whatsapp: 81.8888.0775
Correo: covid19@tecsalud.mx

Compartír artículo

Artículos relacionados

¿Es mejor usar doble cubrebocas para protegernos del COVID-19?

Leer artículo Arrow Right

No te pierdas de las últimas novedades y noticias