¿Qué es el Long COVID?

Las personas que se enferman de COVID-19 generalmente se recuperan por completo tras un par de semanas. Sin embargo, algunas personas pueden seguir mostrando síntomas incluso meses después de la recuperación inicial.

El Long COVID se produce en individuos con antecedentes de infección probable o confirmada por el SARS-CoV-2, generalmente tres meses después de la aparición de COVID-19, con síntomas que duran al menos dos meses y que no pueden explicarse por un diagnóstico alternativo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), del 10 al 20% de la población mundial muestra síntomas persistentes después de la infección por el virus. Se ha reportado que entre 1 y 12 meses después de tener COVID-19, 1 de cada 5 personas presenta este síndrome.

En este artículo te hablaremos sobre los síntomas de Long COVID, los factores de riesgo y qué te recomendamos hacer si lo padeces.

 

Síntomas de Long COVID

Los síntomas pueden ser de nueva aparición, tras la recuperación inicial de un episodio agudo de COVID-19, o pueden persistir desde el inicio de la enfermedad. Los síntomas más comunes son la fatiga, la dificultad para respirar y la confusión o dificultad para concentrarse conocido como “neblina mental”. También se pueden presentar otros síntomas como:

  • Fiebre
  • Falta de aliento y tos
  • Palpitaciones
  • Diarrea
  • Dolor de estómago
  • Cambios en el gusto y el olfato
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Dolor de pecho
  • Otros síntomas, como dolor articular o sarpullidos

Como podrás darte cuenta, los síntomas incluyen casi todos los sistemas del cuerpo. Esto se debe a que la enfermedad no afecta solo al sistema respiratorio, sino que el virus puede afectar a todas tus células, haciendo que los síntomas persistentes sean tan extensos.

 

Factores de riesgo del Long COVID

Si bien aún se está estudiando la causa de este síndrome, lo que por ahora sabemos es que hay ciertos factores que te hacen más propenso a presentar el Long COVID. Los factores de riesgo son los siguientes:

  • Haber presentado un cuadro de COVID-19 grave, en especial si requeriste cuidados intensivos en un hospital.
  • Tener ciertas comorbilidades antes de contraer esta condición como enfermedades pulmonares, afecciones cardíacas, un sistema inmune debilitado entre otras.
  • Desarrollar una afección inflamatoria en los órganos mientras tenías COVID-19 o después.
  • No estar vacunado contra COVID-19.

Asimismo, parece que el Long COVID es más frecuente en adultos que en niños y adolescentes; y es más común en mujeres. Sin embargo, cualquier persona que se contagie con esta enfermedad puede tener efectos a largo plazo, incluso las personas asintomáticas o con cuadros leves de infección.

 

¿Qué hacer si tengo Long COVID?

Si presentas síntomas de Long COVID, consulta a tu médico de cabecera y prepara la información pertinente, respondiendo a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo te diste cuenta de que los síntomas no se iban?
  • ¿Qué empeora los síntomas?
  • ¿Con qué frecuencia los presentas?
  • ¿De qué modo afectan estos síntomas a tus actividades diarias?

Puede que tu médico te indique la realización de pruebas de laboratorio dependiendo de tus síntomas. Tu historia clínica y estas pruebas te ayudarán a generar un tratamiento adecuado. Revisa con tu médico de confianza si existe la necesidad de acudir con un médico especialista.

Asimismo, es muy recomendable que te pongas en contacto con otras personas que sufren este síndrome, como grupos de ayuda, y que compartas recursos médicos y emocionales con ellos.

En TecSalud tenemos un Grupo de Apoyo para pacientes con Long COVID. Este grupo consiste en un espacio seguro donde conocerás personas que están pasando lo mismo que tú, para que unidos puedan sobrellevar las secuelas de esta enfermedad.

¡Únete y verás que una carga compartida es mucho menos pesada!

La participación en este grupo y las sesiones grupales no tienen costo:

Quiero unirme

En resumen, el Long COVID es un conjunto de síntomas que se presentan de manera persistente o a largo plazo después de la recuperación inicial de la enfermedad. Consiste en un conjunto de síntomas, que pueden afectar a todos los sistemas del cuerpo. Y es más probable que afecte a personas que tuvieron un cuadro grave de enfermedad, no están vacunadas o tienen ciertas comorbilidades.

Si crees padecer este síndrome, contáctate con tu médico.

 

Compartír artículo

Artículos relacionados

Prueba para detección de COVID-19: ¿es indispensable hacerla si tengo síntomas?

Leer artículo Arrow Right

¿COVID largo? Conoce todo sobre las secuelas del virus SARS-CoV-2

Leer artículo Arrow Right

No te pierdas de las últimas novedades y noticias