¿Bajas temperaturas? ¡Abrígate bien!

En esta temporada de frío es común que se presenten enfermedades de vías respiratorias y otros problemas de salud recurrentes de época invernal. ¿Sabes cómo cuidarte? Aquí te contamos.

Las bajas temperaturas se han hecho presentes, y con ellas, algunos riesgos para la salud. Aunque estos los asociamos principalmente a enfermedades respiratorias, existen otros que se vuelven más probables en épocas de frío.

Ante la pandemia que estamos viviendo por el COVID-19, es muy importante extremar medidas de prevención para evitar que coexista una combinación de enfermedades en nuestro organismo.

Los problemas derivados del frío no suelen tener un efecto inmediato en las personas, y en muchas ocasiones, sus primeros síntomas aparecen a los pocos días de habernos expuesto a bajas temperaturas.

En esta temporada es común que se presenten enfermedades de vías respiratorias y otros problemas de salud recurrentes de época invernal, tales como:

  • Bronquitis aguda
  • Gripe
  • Faringitis
  • Neumonía
  • Hipotermia
  • Resfrío
  • Depresión estacional
  • Dolor de articulaciones
  • Ataques cardíacos (debido a que el frío eleva la presión arterial y este debe esforzarse más para mantener el calor corporal), entre otros.

Mecanismos de contagio

La mayoría de las infecciones respiratorias de la temporada (más del 90 por ciento), son causadas por virus, siendo los mecanismos que se contagian los siguientes:

Contacto directo: es el mecanismo más eficiente para transmitir este tipo de infecciones. En un saludo de mano, la persona con la infección puede transmitir virus que porta en sus manos y la otra persona al llevarse a la cara su mano y tocar sus ojos, nariz o boca, adquiere la infección.

Al tocar superficies u objetos contaminados (chapa de puerta, teléfono, escritorio, entre otros objetos). Esto sucede cuando un objeto ha estado en contacto con las secreciones del enfermo, ya sea porque tosió o estornudó muy cerca del objeto o lo tocó con sus manos contaminadas.

Inhalando partículas virales: se requiere que la persona esté muy cerca para que las partículas que el enfermo tose entren en contacto con sus ojos, nariz o boca.

¿Qué hacer para prevenir enfermedades respiratorias?

Algunas de las recomendaciones para pasar la temporada invernal evitando enfermedades y accidentes son:

  • Evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • Asegurarse de tener la vacuna de influenza.
  • Abrigarse bien, pero evitar abrigar de más a bebés y niños pequeños.
  • Incrementar el consumo de líquidos y consumir frutas y verduras ricas en vitamina C.
  • Llevar una adecuada alimentación, tener un sueño reparador, evitar el humo del cigarro, son las recomendaciones generales más útiles para prevenir las infecciones respiratorias.
  • Cuidar tener al corriente el esquema de vacunación necesario.
  • Mantener la casa templada, evitando usar la calefacción al tope, para también permitirle al organismo utilizar sus mecanismos propios de adaptación al clima.
  • Utilizar preferentemente estufas o calefactores eléctricos o de gas, procurando que estos últimos no permanezcan prendidos durante toda la noche y libres de fugas.
  • En caso de utilizar un calentador de ambiente, estufa de leña o chimenea, asegurarse de tener la ventilación adecuada.
  • No colocar los calentadores eléctricos cerca de objetos que puedan quemarse, como cortinas, muebles, ropa, etc.
  • Evitar estar en lugares cerrados demasiado concurridos.

Otras consideraciones en épocas de frío

Para prevenir problemas de salud más allá de enfermedades respiratorias, sigue estas otras recomendaciones.

  • En caso de lluvia, mantenerse secos, ya que el agua y la humedad enfrían el cuerpo rápidamente y que el calor del cuerpo se pierde veinticinco veces más rápido cuando está mojado.
  • Procurar mantener la temperatura del hogar a 21ºC; las temperaturas superiores no aportan más beneficios y sí producen un derroche excesivo de energía.
  • Debemos realizar ejercicio diariamente, pero de forma moderada, nunca de manera brusca o intensa, nos mantendrá en un buen estado físico y mental, y aumenta en nuestro cuerpo la sensación de calor durante el día.

Con la llegada del frío a nuestra ciudad, es importante mantenernos abrigados y no exponernos a bajas temperaturas que podrían tener un efecto negativo en nuestra salud. Las personas más vulnerables en esta época suelen ser los adultos mayores y aquellos cuyos sistemas inmunes estén comprometidos. Es necesario que, particularmente en estos casos y si se contrae una enfermedad respiratoria, recordemos no automedicarnos y acudir con un médico.

Contacto
Instituto de Medicina Interna
Teléfono: 81.8888.0650

Artículos relacionados

Check-up médico en hombres: ¿Qué estudios debo realizarme?

Leer artículo Arrow Right

No te pierdas de las últimas novedades y noticias