Influenza y COVID-19: Combinación de riesgo

Como cada año, en otoño e invierno comienza la temporada de influenza, y seguro este año en especial las dudas e incertidumbre en cuanto a la enfermedad incrementan debido a la llegada del COVID-19.

¿Qué pasa ahora en tiempos de pandemia? ¿Es que los dos virus pueden coexistir en una persona? ¿Nos debemos de vacunar contra la influenza?

El COVID-19 y la influenza tienen muchas similitudes entre sí, por lo que debemos prestar especial atención a las medidas preventivas para evitar el contagio de ambos.

¿COVID-19 o influenza?

Tanto la influenza como el COVID-19 pueden llegar a presentar sintomatología muy variada, pueden cursar la enfermedad asintomáticos, con síntomas leves o incluso llegar a desarrollar una enfermedad grave.

Ambas enfermedades comparten algunos de los signos y síntomas más comunes como: 

  • Fiebre
  • Tos
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular y de articulaciones

El mecanismo principal de transmisión de ambos virus se da de persona a persona al inhalar gotículas que haya expulsado una persona contagiada o bien, a través de gotículas que caen sobre objetos y superficies, procedentes de la nariz o boca de una persona contagiada al toser o exhalar.

¿Cuáles son las diferencias?

Si nos basamos solamente en los síntomas puede llegar a ser complicado diferenciar entre ambas enfermedades ya que la gran mayoría de los síntomas de influenza y COVID-19 son muy parecidos.

Por ello, si se llegasen a presentar síntomas, se recomienda realizar una prueba para ayudar a confirmar el diagnóstico; ambos diagnósticos se realizan mediante una prueba de PCR.

Existen ciertas diferencias clave entre las dos enfermedades:

  • La influenza es una enfermedad aguda de las vías respiratorias que tiene un tratamiento antiviral específico y efectivo.
  • En un principio se creía que el COVID-19 era únicamente una enfermedad que afectaba las vías respiratorias, pero hoy se sabe que puede llegar a tener afecciones en otros sistemas, incluyendo el cardiovascular.
  • Los grupos con mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave varían un poco. Para ambas enfermedades tenemos personas con enfermedades crónicas y adultos mayores, y para influenza se agregan otros dos grupos: niños de 6 meses a 5 años y mujeres embarazadas.
  • Un síntoma que pudiera orientar el diagnóstico a COVID-19, es si se llegan a presentar alteraciones o pérdida del olfato y/o gusto.
  • Si una persona tiene COVID-19, puede tardar más en presentar síntomas que si tuviera influenza. Para COVID-19 el promedio son 5 a 7 días y para influenza ocurre 2 días después del contagio.
  • Aunque el COVID-19 y la influenza se propagan de la misma forma, el COVID-19 es más contagioso. En promedio, una persona infectada con COVID-19 contagia de 2 – 2.5 personas y para influenza, es de 1.2 – 1.6 personas. 

Influenza y COVID-19: Combinación grave

El COVID-19 y la influenza son virus que pueden infectar a una persona al mismo tiempo, teniendo mayor probabilidad de cursar una enfermedad grave comparado con el contagio por un solo virus.

Tanto el COVID-19 como la influenza cuentan con un periodo de incubación distinto, pero en caso de coexistir, podrían provocar efectos aún más dañinos, especialmente en los pulmones.

Todavía no se conoce la extensión del daño que pudiera llegar a causar una infección por ambos virus, por lo que es de suma importancia practicar las medidas preventivas que ya conocemos.

Medidas de prevención

Hoy en día, las medidas preventivas se vuelven todavía más importantes ya que nos brindan protección para influenza, COVID-19 y para otros virus respiratorios que circulan en el ambiente durante esta temporada.

  • Mantenerse al día con la información más reciente sobre la influenza y COVID-19 en sitios oficiales como la OMS, CDC y la Secretaría de Salud.
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón por un tiempo mínimo de 40 a 60 segundos o bien usar un gel desinfectante a base de alcohol al 70%.
  • Utilizar de cubrebocas al salir de casa.
  • Mantener distanciamiento físico de al menos 1.5 metros de distancia entre las demás personas.
  • Adoptar medidas de higiene respiratoria como al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo.
  • Evitar tocar los ojos, la nariz y la boca ya que las manos tocan muchas superficies que pueden estar contaminadas con el virus.
  • Limpiar superficies frecuentemente con desinfectantes domésticos comunes.
  • Practicar el aislamiento físico, no salir de casa a menos que sea necesario.

¿Vacunarme contra la influenza?

¡Si! La vacuna es la mejor manera de prevenir esta enfermedad. La recomendación es que se aplique anualmente a toda la población, especialmente a niños de seis meses de edad a 5 años, a mujeres embarazadas y a personas con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, problemas del corazón, entre otras.

Recuerda que el mejor tratamiento para una enfermedad es la prevención. ¡Estás a tiempo de vacunarte!

Contacto
Dra. Paola Reynoso
Correo electrónico: paola.reynoso@tec.mx

Centro de Atención COVID-19 TecSalud
Whatsapp: 81.8888.0775
Correo electrónico: covid19@tecsalud.mx

Compartír artículo

Artículos relacionados

¿Conoces las diferencias entre los tipos de pruebas de diagnóstico COVID-19?

Leer artículo Arrow Right

¿Es mejor usar doble cubrebocas para protegernos del COVID-19?

Leer artículo Arrow Right

No te pierdas de las últimas novedades y noticias