Logra el éxito con una autoestima positiva

¿Qué es lo que determina el fracaso? ¿Cómo podemos marcar límites? ¿Estamos realmente satisfechos con nuestras acciones?

Como seres humanos la mayoría de las veces contamos con todo lo necesario para lograr un éxito personal en cualquiera de las áreas que rigen nuestra vida.

Sin embargo, la ansiedad y la depresión nos frenan para ser nuestra mejor versión y para lograr nuestras metas, debemos contar con una autoestima sana y trabajada.

Es por eso que a continuación te compartimos algunas recomendaciones para lograr una autoestima positiva.

 

¿Qué es la autoestima y cuál es su importancia?

La autoestima es la valoración subjetiva, ya sea positiva o negativa, que tenemos de nosotros mismos.

No debemos confundir esto con el auto concepto, ya que eso es la descripción de nuestras características y cómo nos percibimos a nosotros mismos.

La autoestima se va construyendo a lo largo de nuestra vida y la base se encuentra en nuestras experiencias tempranas como los primeros vínculos, crianza, manejo de emociones, etc.

Conforme vamos creciendo se van presentando otros factores que tienen un efecto en nuestra autoestima como los condicionamientos sociales, enfermedades, habilidades físicas, falta de oportunidades, entre otros.

Podemos comprender que la autoestima no es algo estático, ya que va cambiando a través del tiempo. Es precisamente por esto que podemos trabajar en ella a pesar de nuestras circunstancias externas.

Es con el trabajo interno y externo como podemos tener una mejor autoestima para así, tomar buenas decisiones, tener mayor probabilidad de logros, mejorar nuestras interacciones sociales y ser más capaces de superar las dificultades de la vida.

 

Características de la autoestima negativa

La autoestima baja o negativa puede ser tu peor enemiga. Una persona con baja autoestima llega a presentar conductas o patrones de pensamiento que la conduzcan a síntomas de ansiedad o depresión.

A continuación, te compartimos algunos síntomas característicos de la autoestima baja:

  • Auto diálogo interno destructivo. Constantemente se critica y tiende a culparse cuando las cosas no salen bien. Generaliza sus pensamientos con enfoque hacia lo negativo y pesimista teniendo como resultado el abandono de metas y poca confianza en si mismo.
  • Insatisfacción general con sus resultados.
  • Sensibilidad extrema a las críticas, incluso a las constructivas, pudiéndolas tomar como ataques personales y reaccionando a la defensiva.
  • Dificultad a la hora de poner límites. Se le dificulta atender sus propias necesidades llegando a superponer sus necesidades para complacer o recibir validación externa.
  • Puede sentirse no merecedor de amor, dificultando el tener relaciones sociales sanas.
  • Duda de sus habilidades y tiene poca confianza en si mismo, por lo que también será inseguro a la hora de tomar decisiones, pensando que los demás siempre son mejores y sintiendo falta de control ante los resultados.
  • Poca motivación para lograr metas o cosas nuevas, ya que no se siente capaz de lograrlo.

Aunque suene contradictorio, otra forma en la que se pueda detectar a una persona con autoestima baja, es cuando se tiene la autoestima exageradamente elevada.

Estas personas suelen poner todo su valor en hacer las cosas a la perfección, sin posibilidad de falla, se alimentan de la aprobación social para poder sentirse superior.

La persona se exige demasiado a sí misma por el temor irracional a fallar, volviéndose esta situación agotadora e insostenible, conduciéndola al agotamiento físico y mental.

A menudo suelen ser personas exitosas, pero con un desbalance emocional muy alto. En general, se sienten superiores a los demás y tienen poco contacto emocional.

En ocasiones, sobre estiman sus habilidades, resultando irracional su actuar o toma de decisiones teniendo pensamientos positivos irracionales, incluso no teniendo las habilidades necesarias para alguna tarea.

Esto resulta igual de perjudicial que los pensamientos negativos y pesimistas de las personas que no se animan a hacer las tareas. Estas personas, así como las que presentan una baja autoestima suelen tener problemas para relacionarse socialmente y tampoco aceptan bien las críticas.

 

Características de la autoestima positiva

Por otro lado, la autoestima positiva puede ser tu mejor aliada. Una persona con buena autoestima tendrá una mejor estabilidad mental y emocional a pesar de que no logre cumplir con sus metas y deseos, el simple hecho de hacer el esfuerzo, le llena de satisfacción y plenitud.

A continuación, te compartimos algunos síntomas característicos de la autoestima positiva.

  • Hace las paces con su pasado y no ve sus errores como fallas o agravios, sino como aprendizajes.
  • No se compara con los demás. Si llega a fijarse en los aciertos o errores de los demás no es con superioridad o inferioridad, sino como pautas de aprendizaje.
  • Es capaz de poner límites y expresar sus necesidades tomando en cuenta las de los demás, resultando esto en relaciones sociales sanas.
  • Tiene confianza en sí mismo y aprende de sus errores.
  • Es una persona motivada.
  • Se conoce a sí mismo aceptando sus fortalezas y debilidades.
  • Tiene plena conciencia de sus habilidades, teniendo una adecuada expectativa de su actuar y de los resultados.

Como te habrás dado cuenta, una persona con autoestima positiva se enfoca más en aprender y superarse en base a ese aprendizaje, y no permite que las influencias externas guíen su actuar.

Pero no te preocupes, si crees que tienes una autoestima baja y deseas superarte, y lograr que sea positiva, a continuación, te compartimos algunas recomendaciones.

 

¿Cómo fomentar una autoestima positiva?

Todos podemos tener una autoestima positiva, solo es motivo de esforzarse y convertir en hábitos las siguientes recomendaciones:

  • Trabaja con tu mente de forma consciente y frena el auto dialogo negativo cuantas veces sea necesario en un día. De esta manera serás más consciente de tus pensamientos.
  • Aprende técnicas de respiración, relajación y mindfulness que te ayudarán a identificar tus emociones y pensamientos, así podrás tener la habilidad de traer tu mente al momento presente.
  • Toma los fracasos como retos y aprendizajes.
  • Trabaja de forma balanceada en todas las áreas de tu vida, pues recuerda que todas están conectadas.
  • Una buena nutrición, un descanso adecuado y un cuerpo sano, serán las bases para sentirnos bien con nosotros mismos y será mas fácil cambiar nuestros patrones de pensamientos negativos.
  • Deja de juzgarte o criticarte y practica la autocompasión para aceptarte tal como eres.

 

Ahora ya sabes, tu puedes tener el control de autoestima y hacer algo por mejorarla para lograr tener una mejor percepción de ti mismo, así como excelentes relaciones personales.

Si sientes que estas en un callejón sin salida de pensamientos negativos, dominado por autocrítica, ansiedad o depresión es importante que sepas que hay profesionales de la salud mental que pueden ayudarte a romper con estos círculos viciosos. Busca ayuda si lo consideras necesario.

Quiero mejorar mi autoestima

 

Compartír artículo

Artículos relacionados

5 consideraciones para saber cómo elegir el hospital ideal para ti

Leer artículo Arrow Right

No te pierdas de las últimas novedades y noticias